A por otra remontada épica

Javier Fernández acaba tercero el programa corto de la final del Grand Prix en una competición plagada de fallos

 

Madrid, 8 de diciembre de 2016 - Todo el que conoce a Javier Fernández sabe que detesta patinar el primero. “Para mí es muy precipitado competir después del calentamiento, me gusta tomarme mi tiempo antes de saltar al hielo”, comenta. A pesar de que llegaba a Marsella en plena forma como líder del ranking y de haber entrenado muy bien, parece que el mal augurio de abrir la competición desestabilizó al bicampeón mundial que cometió dos errores en su programa corto en la final del Grand Prix, terminando tercero a 15 puntos del líder, el japonés Yuzuru Hanyu.

Lo cierto es que el madrileño comenzaba de manera brillante su ejercicio de ‘La Malagueña’ coreografiada por Antonio Najarro, clavando la combinación formada por cuádruple toe y triple toe. Tal era la perfección del elemento que se valoraba con +2.43, siendo el +3 la puntuación máxima. En su siguiente salto, el cuádruple salchow colocaba mal el peso en el aire, teniendo un aterrizaje absolutamente descontrolado absolutamente al límite del equilibrio (-2,63). Parece que este error le influía en el axel, tradicionalmente uno de sus mejores triples, apoyando las dos manos en el hielo en lo que se consideraba por parte de los jueces como una caída (-2,86 y deducción de 1 punto). Tanto la serie de pasos (+1,40), como la pirueta vertical saltada (+0,57) y la baja cambiada (+0,79) fueron de nivel 4, mientras que la combinada fue de nivel 3 (+0,50). Resoplando pero con bastante buen humor, escuchaba la puntuación junto a su entrenador Brian Orser: 91,76. Una nota a todas luces insuficiente para aspirar al liderato.

Acto seguido saltaba a la pista, el doble subcampeón olímpico, el canadiense Patrick Chan que presentaba el único programa sin errores de la competición para terminar segundo con 99,76. A partir de ahí se sucedía el festival de fallos: el japonés Shoma Uno se caía en el cuádruple toe y omitía la combinación, el estadounidense Nathan Chen se iba al hielo en el cuádruple flip y su compañero Adam Rippon, sufría falta de giro en triple flip con triple toe. Incluso el gran favorito, el nipón Yuzuru Hanyu, tenía sus problemas al aterrizar el cuádruple bucle, su nueva arma. Sin embargo unos magistrales cuádruple salchow con triple toe, triple axel y unas piruetas realmente complicadas, le situaban primero con una valoración muy por encima del resto: 106,53.

Javier Fernández afrontará el programa largo, que tendrá lugar mañana sábado, con 15 puntos de desventaja con respecto a Hanyu, su compañero de entrenamiento en Toronto. Una situación similar a la del pasado mundial, donde el español logró vencer. Esta distancia es salvable por parte del madrileño que, a lo largo de los últimos tiempos, ha demostrado que es un maestro en las remontadas.

 

Resultados completos

Vídeo de su actuación

 

08/12/2016

Escriba su opinión

* campos obligatorios (la dirección e-mail no se publicará)

Autor*

E-mail*

URL

Comentarios*

Código*