Aritz Maestu prueba fortuna con Veronika Grigoreva

Tras el descarte de Mónica Gimeno, la patinadora rusa se convertiría en la nueva pareja del vasco.  

 

24 de mayo de 2012 – Aritz Maestu ha decidido probar fortuna con la patinadora rusa Veronika Grigoreva como nueva pareja. Grigoreva, nacida en San Petesburgo en 1993 pero residente en Francia, resultó elegida tras el descarte de la patinadora catalana Mónica Gimeno. Como suele pasar cuando se cambia de partenaire, se trata de un arreglo todavía no definitivo, a expensas de la marcha de los entrenamientos y de su compenetración.

 

Según nos han transmitido diversas fuentes, el gran nivel técnico de la rusa sorprendió favorablemente a Maestu y a su entrenador Miguel Alegre. Y es que ahora será el vasco quién “tenga que ponerse las pilas”. Si con Alexandra Rodríguez, él tenía superioridad en el aspecto técnico, en este caso será al revés. Recordemos que Alexandra ejecutaba saltos dobles, mientras que su compañero poseía diferentes triples. Esta nueva situación resultaría muy motivadora para Maestu pues, a priori, podrán ejecutar programas con un mayor contenido en dificultad.

 

En el aspecto negativo, destacar que al no poseer Veronika nacionalidad española, la pareja no podría competir, al menos de momento, en los Juegos Olímpicos de Sochi, pero sí en europeos, mundiales y demás pruebas. El carecer de nacionalidad española, hacía que Mónica Gimeno pudiera tener sus opciones, unido a que la catalana contaba con experiencia en patinaje de parejas (en la modalidad de ruedas) y con unos sólidos doble axel, triple metz y triple salchow paralelos. De hecho, desde Hielo Español hemos defendido su candidatura por tratarse de una patinadora española y con posibilidades.

 

Parece que el nivel de la rusa pudo con el tema de la nacionalidad y, en estos momentos, la Federación Española se encontraría haciendo las gestiones oportunas con el Consejo Superior de Deportes, la Federación Internacional de Patinaje (ISU) y la Federación Rusa para que la nueva pareja sea una realidad. Se trata de un proceso lento y delicado, pues en primer lugar se necesita la aprobación de la Federación Rusa a quien la FEDH ya ha remitido el escrito de solicitud de permiso. Una vez aprobado o denegado, se requeriría la autorización de la Federación Internacional y habría que estudiar con el Consejo Superior de Deportes el tema de la nacionalidad. Sin duda, la FEDH tiene mucho trabajo por delante. De momento, nosotros damos la bienvenida a Veronika al patinaje español.

 

Seguiremos informando.

24/05/2012

Escriba su opinión

* campos obligatorios (la dirección e-mail no se publicará)

Autor*

E-mail*

URL

Comentarios*

Código*