Cara y cruz para las parejas del Barça

Mientras que Carratalá y Consul causaron una gran impresión, los hermanos Wiss acusaron falta de preparación

 

19 de noviembre de 2012 – El pasado fin de semana debutaron en competición las nuevas parejas del Fútbol Club Barcelona. La prueba elegida fue el Open de Andorra 2012 y, los resultados cosechados, fueron completamente opuestos. Mientras que Mónica Carratalá y Ton Consul causaron una muy buena impresión en categoría novice, Javier y Nerea Wiss, que participaban en senior, evidenciaron que necesitan mucho más tiempo para terminar de adaptar su patinaje a la superficie del hielo.

 

En principio, Carratalá y Cónsul iban a debutar en Basic Novice, categoría en la que sólo se realiza programa libre y no están permitidos los saltos lanzados, ni elementos de más de nivel 2. Sin embargo, el nivel adquirido, superior al previsto, hizo que sus técnicos se decantaran por presentarlos en Advanced Novice, pero sólo con programa libre, pues todavían no tiene montado el corto.

 

Su primer largo obtuvo una puntuación de 28.63: 12.90 en elementos técnicos y 15.73 en componentes. Abrieron con el split twist simple nivel B, que realizaron correctamente (GOE 0) aunque muy bajo, posteriormente incluyeron un limpio doble flip en paralelo (GOE 0), que antecedía a una complicada pirueta simétrica de nivel 3, en la que tuvieron algunos fallos de sincronía (GOE -0.30). También sufrieron pequeños problemas en la salida doble salchow lanzado, que Mónica no aterrizo bien (GOE -0.33). Lógicamente al carecer de formación como pareja y ser tan jóvenes, los elevados les resultan complicados. Por eso presentaron dos bastante sencillos, uno de presa mano-cadera y otro de mano-axila, ambos de nivel 1. Los dos arrastraron deducciones, de -0.33 y -0.44 respectivamente, por bajadas imprecisas. Por su parte la serie coreográfica de ángeles no fue todo lo aplomada y aguantada que debiera, por lo que obtuvo un GOE de -0.17. Cerraron con la espiral de la muerte interior adelante nivel B, en la que tuvieron algunas dificultades en el alzado (GOE -0.70). A nivel de componentes, recibieron del 2 en interpretación al 2.92 en habilidades de patinaje.

 

Para llevar tan poco tiempo en la especialidad, un programa con elementos interesantes que da buena muestra de la proyección de futuro de esta pareja. Los comentarios recibidos por los jueces y técnicos fueron bastante elogiosos.

 

Por su parte, los hermanos Wiss llegaban a Canillo con la idea de competir en sénior, pues tenían problemas con el elevado obligatorio para el corto de júnior. Se presentaban en su primera competición en hielo con una preparación de, tan sólo cuatro meses y con el mismo entrenador que les había llevado a ser una de las mejores parejas júnior del mundo en la modalidad de ruedas: Carlos Mur. Lo cierto es que la falta de adaptación a la superficie les pasó factura y mostraron dos programas realmente flojos.

 

En el corto comenzaron fallando la espiral de la muerte exterior atrás, que no fue contabilizada al no estar completa la rotación mínima exigida. El elevado a presa mano / mano fue catalogado como nivel B y fue poco como amplio y limpio de ejecución  (GOE -0.50). Por su parte, la pirueta simétrica estuvo totalmente falta de contenido (nivel B) y coordinación (GOE -0.50). En el doble Split twist acusaron la diferente técnica que traen de las ruedas y el elemento estuvo mal ejecutado y bastante caído (GOE -0.90). Una cosa parecida les sucedió en la serie de pasos, en la que evidenciaron un patinaje plano y sin buen manejo de filos (GOE -0.70). En el doble salchow lanzado, presentaron una salida titubeante (GOE -0.33), mientras que en el doble flip paralelo, Javier se comió un cuarto de vuelta (GOE -0.60). Los fallos técnicos lastraron la interpretación de una coreografía que, por otro lado, carecía de transiciones y de otros requerimientos artísticos. Por eso, obtuvieron unos componentes pírricos: del 1.50 en interpretación al 1.75 en coreografía. La nota total fue de 14.71: 8.17 en elementos técnicos y 6.54 en componentes.

 

Si las cosas no fueron nada bien en el corto, en el largo, empeoraron bastante. Pues tuvieron hasta tres elementos no contabilizados (la espiral de la muerte, la pirueta en pareja y el elevado carry en presa mano / cadera), pues los jueces entendieron que no cumplían con la exigencia del código. Por su parte, la serie de ángeles coreográficos, fue considerada no válida. El resto, a excepción del doble salchow lanzado, fue sucio. Por este motivo recibieron, únicamente 14.16 en elementos técnicos que, sumados a los 12.13 en componentes, daban 26.29, una nota que evidencia que esta pareja, por el momento, no  está lista para competir a nivel nacional. Lo que, a nuestro entender es bastante grave, es que esta pareja salió a competir sin los elementos de acuerdo a las normas ISU. Por ejemplo, en el libre metieron serie de pasos, cuando el requerimiento es serie coreográfica de ángeles, y mostraron un solo salto lanzado.

 

Aunque ambas parejas cuentan con los mismos preparadores, Carlos Mur y Patrick Capmartin y han recibido formación de Franca Bianconi y Lorenzo Magri, se trata de casos completamente diferentes, que deben estudiarse de manera individual.

 

Carratalá y Consul llevan años patinando en hielo, con lo que atesoran una mayor base técnica y de deslizamiento. Además los elementos que se ejecutan en novice no son excesivamente complicados, por ejemplo, se permiten elevados sin extensión total del brazo por parte del chico. Sin quitarles mérito, su papeleta era mucho más sencilla y además, como son muy jóvenes, tienen toda la proyección y capacidad de mejora posibles.

 

Por su parte, los hermanos Wiss llevan poquísimo tiempo patinando sobre hielo, tan sólo unos meses, y eso les pesa. No se pueden pedir peras al olmo y, como patinadores, están por el momento muy verdes. Se trata de una pareja que, si vuelca su nivel al hielo, puede ser muy buena, pues poseen triple Split twist, unos elevados magníficos, buena morfología corporal y el entendimiento de un hermano y hermana, que llevan una vida patinando juntos. De momento, no están nivel, pero tiempo al tiempo.

 

FOTO: Las parejas Carratalá / Consul y Wiss / Wiss posan junto con su entrenador Carlos Mur y David Muñoz, responsable del Comité de Patinaje de la Federación Catalana.

 

Galería de Imágenes

 

19/11/2012

Escriba su opinión

* campos obligatorios (la dirección e-mail no se publicará)

Autor*

E-mail*

URL

Comentarios*

Código*