El maestro Hanyu gana el primer asalto a un artístico Fernández

El japonés bate su record del mundo, mientras que el español salva la papeleta y evidencia un gran potencial en su nuevo ejercicio

 

Madrid, 23 de septiembre de 2017 – A eso de las dos de la pasada madrugada (hora española) los ojos del mundo del patinaje se posaban en un mismo sitio, el pabellón Sportplexe Pierrefonds en Quebec (Canadá) para presenciar en el Autumn Classic un inusual choque de pretemporada. El campeón olímpico y mundial, el japonés Yuzuru Hanyu frente al cinco veces medalla de oro europeo y anterior poseedor del título planetario, el español, Javier Fernández en la prueba de programa corto masculino. Una batalla entre un conocido Chopin y un renovado Charlot.

El primero en saltar a la pista de hielo era el madrileño que estrenaba ejercicio, ‘Tiempos modernos’. Un montaje del canadiense David Wilson que homenajeaba el cine clásico de Charles Chaplin, un estilo que Fernández ya usara en la temporada 2012-2013, pero desde una perspectiva nueva. Resolvía la siempre complicada papeleta del debut sin grandes problemas. Y es que aterrizaba perfectamente su combinación de cuádruple toe con doble toe (optaría por no cerrar a triple este segundo salto por faltarle algo de velocidad), así como el cuádruple salchow precedido de pasos circulares y el triple axel, aunque en estos dos elementos forzaría muy ligeramente las salidas. Tanto las tres piruetas, como la serie de pasos serían de gran calidad y del máximo nivel de dificultad. Un ejercicio de gran potencial en el que el español explotaba al máximo su faceta interpretativa con un Chaplin que lucha contra la deshumanización que supone el progreso mecánico.

Al finalizar, tanto él, como sus entrenadores (Brian Orser y Tracy Wilson) no podían esconder su satisfacción. A pesar de no presentar la combinación más difícil de la que es capaz y de no clavar totalmente algunas salidas, la nota era bastante buena: 101,20 puntos.

“Estas pruebas de pretemporada sirven para probar los programas. He tenido algún pequeño error en el que tengo que seguir trabajando, pero en general, estoy muy satisfecho. Parece que el ejercicio ha gustado”, declararía nada más terminar.

Minutos después le tocaría a su compañero de entrenamientos, Yuzuru Hanyu que rescataba un programa ya usado en temporadas anteriores: la balada número 1 de Chopin ante una pista cuajada de banderas japonesas. A pesar de tener problemas físicos en la rodilla y de unos entrenamientos no del todo buenos, rendía al máximo para brindar el mejor corto de la historia de este deporte. Una obra maestra desde el plano técnico que incluía unos saltos absolutamente perfectos (cuádruple salchow, triple axel y combinación de cuádruple toe con triple toe), así como unas piruetas con unas posiciones únicas y una línea de pasos muy trabajada. Tal fue su virtuosismo que la mayoría de los jueces optó por valorar sus elementos con un +3 (la nota más alta posible). En su combinación realizó, por primera vez, el segundo salto con ambos brazos por encima de la cabeza (una variación conocida como ‘Rippon’), lo que es extremadamente complicado. Su nota (112,72 puntos) suponía batir su propio record del mundo (110,95) que poseía desde la final del Grand Prix de 2015 en Barcelona. A la pura perfección sobre el hielo sólo se podía pedir una cosa, un poco más de expresividad facial interpretativa.

“Me siento muy cómodo con este ejercicio porque muestra exactamente lo que yo quiero expresar. Creo que todavía puedo mejorar un poco más y patinar con más confianza”, declaraba.

Con Hanyu primero (112,72) y Fernández segundo (101,20), la tercera plaza sería para el canadiense Nam Nguyen (88,40) en una prueba donde el otro español, Javier Raya se tenía que retirar antes del inicio por problemas de salud.

A las 2 de esta madrugada arrancará el programa libre, donde Fernández también presentará su nueva coreografía ‘El hombre de La Mancha’ y Hanyu volverá a reeditar un clásico: ‘Seimei’.

 

Quinta y octava plaza para las parejas españolas de danza

También se disputó el programa corto de la modalidad de danza, donde Olivia Smart & Adriá Díaz terminaron quintos con 61,68 puntos, mientras que Celia Robledo & Luis Fenero fueron octavos con 51,82 en una competición dominada enteramente por las parejas canadienses con Tessa Virtue & Scott Moir muy destacados. Ambas parejas españolas lograron batir sus mejores puntuaciones en el segmento de danza corta.

Olivia y Adriá tuvieron una pequeña imprecisión en los twizzles y perdieron algunos niveles en el patrón de rumba, pero hicieron un gran ejercicio. Elevación de nivel 4, serie parcial, serie de pasos sin tocarse y twizzles todos ellos elementos de nivel 3 y, patrón de rumba, nivel 1.  Gran calidad de patinaje y fantástica interpretación con componentes muy superiores al 7.

Sin duda, el mejor elemento de Celia y Luis fue la elevación de nivel 4, aunque la serie de pasos sin tocarse nivel 3, también estuvo muy bien. Niveles 2 tanto en la serie parcial, como en los twizzles y, nivel 1, en el patrón de rumba. Artísticamente lo vendieron estupendamente, pero les faltó un poco de limpieza en algunas secciones de pasos. El programa, en su conjunto, fue muy correcto.

 

FOTO: Javier Fernández durante su programa corto. Foto cedida por Skate Canada.

 

Vídeo de la actuación de Javier Fernández

Vídeo de la actuación de Olivia Smart & Adriá Díaz

Vídeo de la actuación de Celia Robledo & Luis Fenero

 

24/09/2017

Escriba su opinión

* campos obligatorios (la dirección e-mail no se publicará)

Autor*

E-mail*

URL

Comentarios*

Código*