España hace historia al lograr pleno de representantes para el europeo

En Budapest, nuestro país tendrá patinadores en las cuatro disciplinas

 

Madrid, 10 de enero de 2014 – Tarde histórica para el patinaje español.  Nuestro país ha logrado clasificar pleno de representantes para el próximo campeonato de Europa, que arrancará la semana que viene en Budapest (Hungría). Y es que a los patinadores previamente clasificados, Javier Fernández, Javier Raya, Sonia Lafuente y Sara Hurtado / Adriá Díaz se han unido Marta García y Veronika Grigoreva / Aritz Maestu que hoy han conseguido las mínimas técnicas que les faltaban, en ambos casos la del programa largo, dentro de la Torun Cup, prueba que se está disputando estos días en Polonia.


De esta manera, España no sólo  llevará la mayor delegación de su historia (ocho patinadores) sino que, por primera vez, contará con representantes dentro de las cuatro categorías: individual masculino, individual femenino, parejas de libre y parejas de danza. A esto hay que sumar la doble participación en las categorías individuales algo que, en chicas, no sucedía desde 1990 y que, hasta la fecha, nunca se había dado a la par con chicos. También será la primera vez que haya una pareja española de libre en un europeo.


En la jornada de programas largos de la Torun Cup, los primeros en competir eran Grigoreva y Maestu que finalizaban segundos (de dos dúos) dentro de la categoría parejas con una puntuación acumulada de 108.74. Realizaban nueva marca personal para este segmento con 72.39 y, en el apartado técnico, superaban la barrera de los 36 puntos de la mínima europea. Concretamente recibían 37.87.


Abrían con un doble split que, el especialista técnico, catalogaba como nivel 2 y que tenía un pequeño error en la recogida (GOE -0.10). Posteriormente encadenaron el doble salchow en sus versiones de paralelo y lanzado, que realizaban de manera muy precisa (GOEs +0.07 y +0.17, respectivamente), lo mismo que el elevado lazo picado nivel 4 (GOE 0). En la pirueta en paralelo introdujeron nuevas variaciones de dificultad a su flying camel que elevó su base a nivel 4, pero que recibió una penalización de -0.30 por falta de sincronía en algunas partes. Tras un levantamiento en presa nivel 2 (GOE 0), aterrizaban de manera correcta el doble lutz lanzado. Mucho menos limpio fue el elevado en estrella nivel 3, que tuvo un frenazo bastante brusco por parte de Aritz en la maniobra de alzado (GOE -0.50). Bastante mejor les salió la secuencia coreográfica (GOE +0.23). El fallo más importante venía en la combinación de saltos doble bucle + doble toe, donde Veronika tuvo un desequilibrio en la salida del primero y no pudo hacer el segundo, que fue valorado como +combo (GOE -0.70). Para la espiral de la muerte presentaron una versión en interior adelante con entrada de dificultad nivel 2 (GOE +0.23). Concluyeron con la pirueta en pareja nivel 4 (GOE +0.17).


Dado que tenían la mínima bastante cerca, en una estrategia sabiamente calculada decidieron dejar en dobles los saltos más complicados de su programa, los triple salchow paralelo y lanzado y potenciar el nivel de dificultad del resto de elementos que fue, considerablemente mayor, que en ocasiones anteriores. Esto les permitió realizar un programa prácticamente limpio, pero con la base necesaria para lograr la marca. De cara a un futuro deberían trabajar la variedad de elevados que, pese a presentar tres entradas diferentes, su desarrollo era exactamente el mismo (vértigo cogido con salida de mortal lateral asistido).


La corrección del programa elevó la nota de componentes, que fue de 34.52 puntos, con notas del 4.08 en transiciones al 4.50 en habilidades de patinaje.


En el poco tiempo que han trabajado con Dorota y Mariusz Siudek se ha notado una gran mejoría que, a buen seguro, continuarán. Tras cuatro intentos, se han ganado su clasificación al europeo, donde deben a ir seguir aprendiendo y cogiendo experiencia. El resultado será lo de menos. Hoy además de su billete para Budapest, se han llevado una medalla.


Las buenas noticias continuaban en la categoría sénior femenina, donde Marta García lograba la mínima europea y se hacía con su primera medalla internacional, un bronce, desde Merano 2008. Como le sucediera ayer, hacía marca personal en el largo (82.42), donde terminaba en segunda posición de un total de doce patinadoras


Con “El Bolero” de Ravel abría con un perfecto triple bucle (GOE +0.23), pero en el intento de triple salchow, no se sentía confiada y lo dejaba en un doble combinado con doble toe (GOE). También combinado con doble toe realizaba el doble axel (GOE 0), que precedía a un flying camel en combinación de posiciones nivel 4 (GOE +0.33). Instantes después aterrizaba de manera muy sobregirada el triple bucle (GOE -1.40) que, al no ser combinado, contaba como + combo. Al haber presentado ya tres combinados de saltos, el doble flip + doble toe + bucle sencillo no le contaba, con lo que perdía unos cuantos puntos.  Mucho más acertada estuvo tanto en el doble axel (GOE +0.17), como en el doble bucle (GOE +0.10) que aterrizaba de manera muy correcta. Para el final dejó la pirueta de torsión nivel 3 (GOE +0.50), la serie de pasos nivel 3 (GOE +0.83), la secuencia coreográfica (GOE +0.70) y la pirueta combinada nivel 4 (GOE 0), elementos todos ellos de un gran valor y limpieza.


A excepción de la recepción del segundo bucle y del combinado de saltos no contabilizado, programa más que notable, que era valorado con 38.15 puntos para el mérito de elementos técnicos (la mínima europea es de 36).


La nota de componentes también fue bastante buena del 5.17 en transiciones al 5.83 en ejecución para totalizar 44.27. Programa bien vendido y concebido, pero que se nota que se ha hecho con alguna prisa pues la secuencia de pasos y algunas estilizaciones coreográficas son prácticamente iguales a las del corto. Eso poco importa pues Marta ha logrado su gran objetivo que era clasificarse para el campeonato de Europa, donde no sería descabellado que pasara a la final. Enhorabuena tanto para ella, como para sus entrenadores Iván Sáez, Carolina Sanz y Jordi Larfarga que, como decíamos ayer, en tiempo récord han sabido sacar petróleo de esta patinadora.


Sin la presión de las mínimas, Sara Hurtado y Adriá Díaz dieron un verdadero recital en la danza libre en la que lograron su mayor nota en competición internacional, 88.70 puntos, para terminar logrando la segunda posición (de siete dúos) y, por tanto medalla de plata, con 142.19. Aunque recibieron dos puntos de deducción por movimiento ilegal, ejecutaron sus elementos de manera inmejorable para lograr la mejor nota técnica de la competición, 48.52. También fue muy alta la de componentes (42.18 del 6.75 en transiciones al 7.33 en interpretación y ejecución).


Las cuatro elevaciones que presentaron fueron de nivel cuatro con GOEs del +0.50 al +1. También muy correctos los twizzles y la pirueta en pareja, ambos de niveles 4 y grados de ejecución +0.67. Tanto la serie de pasos en círculo, como la diagonal estuvieron catalogadas como nivel 3 con GOEs +1 y +1.67. Por última la elevación coreográfica recibió +0.97. Lo dicho, prácticamente perfecto, con los niveles de dificultad buscados y una ejecución realmente precisa. No sólo han cosechado la primera medalla internacional de la temporada, sino que han evidenciado que están en el mejor momento de su carrera. Esto huele a top-10 europeo.


La que también logro mínima, en su caso del corto para el mundial júnior y el europeo sénior, fue María Martínez que terminaba quinta (de 16 patinadoras) tras la primera jornada de competición del júnior femenino. Realizaba su mejor marca en una prueba internacional, 39.52, superando los 20 puntos técnicos que exigía la ISU. Concretamente, obtenía 21.84 gracias un programa totalmente limpio.


Con la banda sonora de “La lista de Schindler” iniciaba con dos saltos de gran calidad, combinación doble lutz + doble toe (GOE 0) y doble axel que tomaba precedido de Ina-Bauer (GOE +0.33). También aterrizaba sin problemas el doble bucle que realizaba precedido de pasos (GOE +0.20) y con los brazos por encima de la cabeza tras la pirueta de torsión nivel 3 (GOE +0.50). Para los instantes finales incluyó elementos de gran complejidad: pirueta saltada a baja nivel 3 (GOE +0.33), serie de pasos nivel 3 (GOE 0) y pirueta combinada nivel 4 (GOE 0).


Sin los triples o las grandes dificultades  en saltos de otros patinadoras, logró un programa técnicamente cuasi perfecto. La nota de componentes fue de 17.68 (del 4.17 en transiciones al 4.67 en interpretación). Mañana saldrá duodécima en la final que arrancará a las 11:20 y dónde buscará superar los 35 puntos técnicos, que corresponden a la mínima del mundial júnior.


FOTO: Marta García. Imagen realizada por Alberto Montenegro

 

Clasificación final sénior parejas

Clasificación final sénior femenino

Clasificación final sénior danza

Clasificación corto júnior femenino

 

Vídeo de la actuación de Veronika Grigoreva / Aritz Maestu

Vídeo de la actuación de Sara Hurtado / Adriá Díaz

Vídeo de la actuación de Marta García

Video de la actuación de María Martínez

11/01/2014

Escriba su opinión

* campos obligatorios (la dirección e-mail no se publicará)

Autor*

E-mail*

URL

Comentarios*

Código*