Felipe Montoya se queda fuera del mundial por menos de un punto

Finalmente, España sólo utilizará dos de sus tres plazas en Boston, que serán ocupadas por Javier Fernández y Javier Raya

 

Madrid, 6 de marzo de 2016 – Tan sólo 0.76 puntos, literalmente un suspiro, han separado esta tarde a Felipe Montoya de la mínima de programa largo que le hubiera dado el pasaporte al campeonato del mundo de patinaje artístico que arrancará, el próximo día 28, en Boston (Estados Unidos).

Tras la mejor temporada de su carrera deportiva, en la que terminó segundo en el campeonato de España y debutó en el europeo (17ª posición), Montoya llegaba al Sportland Trophy, competición celebrada este fin de semana en Budapest (Hungría), consciente de que era su última oportunidad para lograr el billete mundialista.

Durante el programa corto, los nervios hacían acto de aparición y tenía una actuación muy irregular con fallos en la combinación, que dejaba en doble lutz + triple toe, y en el salto solo, el triple flip. Además tanto el lutz, como el flip estuvieron cortos de rotación. A pesar de mostrar un gran doble axel y llegar al nivel cuatro, tanto en las tres piruetas, como en la serie de pasos, obtenía una puntuación bastante muy por debajo de lo esperado, 57.27, concluyendo en quinto lugar.

Al margen de este traspié, lo realmente importante era superar la barrera de los 64 puntos técnicos, marca que exige la ISU para el mundial, en el programa largo. En esta ocasión, mostraba su mejor cara con un gran ejercicio en el que incluía: triple + triple toe, triple bucle, triple lutz + doble (ligeramente inestable de salida), triple salchow, triple flip (con pequeño cambio de filo), caída en el triple lutz, doble axel + doble toe (moderadamente sobregirado), doble axel, piruetas nivel cuatro y pasos de nivel tres. De los trece elementos de los que consta el largo, penalizaciones en cuatro de ellos aunque, la única realmente importante, fue la del segundo lutz.

Lamentablemente por un margen tan escaso como 0.78, no lograba la mínima. Recibía 63.22 para el mérito técnico y 61.34 para los componentes. Total: 123.56, que suponía mejor marca en una competición internacional. Con un acumulado de 180.83 remontaba una posición con respecto al corto para acabar la prueba,  que costeó de manera personal y en la que no se contó con el respaldo de juez español (lo que evidentemente hubiera ayudado a subir la nota), en cuarto lugar.

Al terminar su decepción era palpable, aunque prefería centrarse en los aspectos positivos: “Quedarme a 0.78 de la mínima me demuestra que puedo. Quiero agradecer todos los apoyos recibidos esta semana, tanto de aficionados, como de mi pista de hielo (La Nevera de Majadahonda), entrenadores (Iván Sáez, Carolina Sanz, Jordi Lafarga y Rebeca García, mi preparador físico Alexis y mi psicóloga Obdulia), como de mi familia. Comenzaba la temporada con la duda de si sería la última y he acabado con la certeza de que quiero continuar dos años más trabajando al 100% con ilusión”. Y es que, aunque no ha llegado al mundial, este patinador debe estar muy satisfecho de su rendimiento este año.

De esta manera, España sólo utilizará dos de sus tres plazas en Boston, que serán ocupadas por Javier Fernández y Javier Raya.

 

FOTO: Felipe Montoya en el pasado europeo. Imagen de Diego_Vigo

 

Resultados completos

 

Vídeo de su actuación en el programa corto

Vídeo de su actuación el programa largo

 

07/03/2016

Escriba su opinión

* campos obligatorios (la dirección e-mail no se publicará)

Autor*

E-mail*

URL

Comentarios*

Código*