Japan Open: victoria europea y 2ª plaza para un Fernández con síndrome de Sochi

A pesar de un buen debut, el madrileño volvió a sufrir un fallo de estrategia similar al de la final olímpica

 

Madrid, 4 de octubre de 2014 – El Saitama Súper Arena acogió, esta pasada madrugada hora española, el Japan Open. Prueba escogida por Javier Fernández para abrir la temporada.

Creado en 2006, el Japan Open es un torneo al que la federación japonesa invita a seis patinadores masculinos y seis femeninos, tanto amateur, como profesionales, que participan, únicamente, con programa libre y cuyas puntuaciones son sumadas para la competición de equipos en la que toman parte: Europa, Norte América y Japón.

En esta edición, el equipo europeo formado por Tomas Verner, Javier Fernández, Anna Pogorilaya y Elena Radionova se proclamó vencedor con una puntuación total de 551.95. La segunda posición fue para el combinado norteamericano (Patrick Chan, Jeffrey Buttle, Mirai Nagasu y Ashley Wagner) con 522.09, mientras que los japoneses (Takahiko Kozuka, Takahito Mura, Satoko Miyahara y Kanako Murakami) terminaron terceros con 512.24. En las ocho ediciones que se lleva disputando, es la segunda vez (la primera fue en 2009) en la que nuestro continente gana el Japan Open.

 

El esperado debut de Javier Fernández

Había mucha expectación por ver competir al doble campeón europeo y bronce mundial, Javier Fernández pues era la primera vez que mostraba el que será su nuevo programa libre. Una coreografía realizada por David Wilson con la ópera de Gioachino Rossini ‘El barbero de Sevilla’.

El madrileño tenía un arranque sólido con un potente cuádruple toe (GOE +2). Pero, instantes después, dejaba en triple+triple intento de combinación formada por cuádruple salchow+triple toe (GOE +1). En el triple axel, tradicionalmente uno de sus mejores elementos, tenía una salida muy descontrolada (GOE -2) tocando con la mano y el pie y casi cayéndose al hielo, algo que sucedía al inicio de la segunda mitad del programa en el cuádruple salchow solo, al que incluso, le faltaba un cuarto de rotación (GOE -3 y deducción de un punto).

A partir de aquí templó nervios para ejecutar correctamente los seis triples que le restaban. Primero una difícil combinación de triple flip + medio bucle + triple salchow en la que los jueces apreciaron falta de vuelta en el medio bucle (GOE -1), posteriormente un triple bucle precedido de águila exterior atrás (GOE +0.70), un combinado de triple lutz y doble toe con salida corta (GOE -0.20) y, finalmente, un triple salchow final, que fue eliminado.

En un error de naturaleza muy similar al que tuvo en la final de los juegos olímpicos de Sochi, veía invalidado el triple salchow final. En este caso, por hacer más de dos veces un mismo salto, algo que no está permitido. Y es que, al dejar en tres vueltas el primer cuádruple salchow acumulaba un salto extra de este tipo que, en un descuido, luego se sumaba a los otros dos que tenía planeados, siendo borrado el último por repetición triple. Se trata de la segunda vez que sufre un error de cálculo de este tipo en una competición. Afortunadamente, el Japan Open no es una prueba de gran relevancia como un europeo, un mundial o unos juegos pero, esta clase de fallos, no pueden volver a darse pues cuestan muy caros. Posiblemente debe replantearse el contenido del programa, cambiando ese salchow final por un salto diferente, como por ejemplo, un doble axel.

Al margen de la parte saltada, destacar un elemento nuevo muy vistoso. Una pirueta baja cambiada con entrada de treses, molino y variación en salto nivel 3 (GOE +0.71). Sus otras dos piruetas fueron una combinada nivel 3 (GOE +0.64) y una saltada con diferentes posiciones, que tampoco se contaba pues el especialista técnico entendía que el giro en ángel no estuvo aguantado el mínimo exigido de rotaciones. Por su parte la serie de pasos fue de nivel 3 (GOE +0.71) y secuencia la coreográfica tuvo una ejecución de (GOE +1.20).

Su nota para los elementos técnicos fue de 71.21, mientras que la de componentes de 85.26 (del 8.32 en transiciones al 8.71 en coreografía e interpretación) para un programa que, aunque todavía está verde y no es excesivamente original, promete. Se le ve cómodo con la música, disfruta y el vestuario está bien concebido. Su puntuación, 155.47, le colocaba segundo en la categoría masculina por detrás de Patrick Chan (178.17) y por delante de Mura (146.41), Verner (137.50), Buttle (136.08) y Kozuka (119.51).

Su próxima competición será el Skate Canada (31 de octubre a 2 de noviembre), dentro de la primera de sus dos presencias en el Grand Prix. En Canadá mostrará su nuevo programa corto con la música de 'Black Betty', un montaje de lo más rockero.

 

Vídeo de su actuación

 

04/10/2014

Escriba su opinión

* campos obligatorios (la dirección e-mail no se publicará)

Autor*

E-mail*

URL

Comentarios*

Código*