Javier Fernández hace historia al proclamarse campeón del mundo

Este resultado, además, otorga tres plazas a España para el mundial del año que viene

 

Madrid, 28 de marzo de 2015 – Javier Fernández ha agrandado todavía más su leyenda al proclamarse, este mediodía, campeón del mundo de patinaje en Shanghái (China). Tras colgarse el bronce en las dos últimas ediciones, el madrileño se sube, por primera vez a lo más alto del cajón mundial, en el mayor logro deportivo del patinaje español en su historia.

 

De esta manera, Fernández pone un broche de oro a una temporada en la que ha sumado su tercer título continental seguido y obtenido la plata en la final de Grand Prix.

 

‘Javi’, que partía segundo tras el programa corto celebrado ayer, arrastraba una desventaja con respecto al primer clasificado, el japonés Yuzuru Hanyu de dos puntos y medio. Dada la gran calidad y el estratosférico rango de notas que suele sacar el nipón, campeón olímpico y mundial, nuestro representante sabía que sus opciones de victoria pasaban por un fallo de su rival, pero a la vez amigo y compañero de entrenamientos, y por una mejor actuación por su parte.

 

El primero de los aspirantes a medalla en saltar al hielo era el kazajo Denis Ten, bronce en los juegos de Sochi y tercer clasificado tras el corto que, a pesar de sobregirar su cuádruple toe inicial y un triple axel posterior, realizaba un programa de gran calidad que, a la postre sería el mejor valorado de la noche (181.83), y le permitiría colgarse el bronce.

 

Posteriormente y, entre el griterío ensordecedor de la legión de fans japoneses, actuaba Hanyu, que comenzaba con dos fallos importantes: un doble en el intento de cuáduple salchow y una caída en el cuádruple toe. Lograba recomponerse con elementos espectaculares como la combinación de triple axel + medio bucle + triple salchow y con un recital de piruetas con unas posiciones que parecían desafiar a la física. Lograba 175.88 puntos que le llevarían a la plata. En el kiss & Cry animaba al español en un precioso gesto por su parte.

 

Con los errores de Hanyu, Javier Fernández sabía que tenía una oportunidad de oro, pero había que patinar lo suficientemente bien como para lograr 178.34 puntos. Antes de afrontar su “Barbero de Sevilla” parecía sereno. Arrancaba con un impresionante cuádruple toe (+2.29) lleno de potencia y altura, pero instantes después se caía en el cuádruple salchow (-3). Había que tirar de concentración porque no se podía permitir ningún otro fallo, cosa que no sucedió. Brillante triple axel (GOE +1) y pequeño descanso con la pirueta baja cambiada (nivel 4 y GOE +0.86) y la serie de pasos (nivel 3 y GOE + 0.86). El ser o no ser campeón mundial pasaba en gran parte por lograr el tercer cuádruple, que solventaba con decisión al inicio de la segunda mitad del programa, cuádruple salchow + doble toe (+1.71). Acto seguido venía otro gran elemento, triple flip + medio bucle + triple salchow, que resolvía correctamente aunque con pequeño cambio de filo en el flip (-0.6). Tomaba aire para sus siguientes saltos que venían prácticamente seguidos: triple bucle precedido de águila exterior atrás (+0.9), combinación triple lutz + doble toe (+0.10) y triple toe (+0.3). Nada más aterrizar este último, sonreía porque sabía que lo tenía en el bolsillo. Le faltaban las fuerzas pero aguantó, pirueta combinada nivel 4 (+0.71), secuencia coreográfica (+1.1) y pirueta saltada combinada nivel 4 (+0.14). Al acabar, era un cúmulo de agotamiento y alegría.

 

93.10 para los elementos técnicos y 89.06 para los componentes. Total 181.16 puntos, suficiente para ser campeón del mundo. En ese momento se llevaba las manos a la cabeza porque no se lo podía creer. Aunque faltaban dos patinadores por salir (el chino Han Yan y el estadounidense Jason Brown) era virtual vencedor pues era altamente improbable que le superaran. Cosa que no sucedió, pues Yan acabó 10º y Brown 4º.

 

Tras las actuaciones de los 24 competidores, el podio mundial acaba con oro para Javier Fernández (273.90 puntos), plata para Yuzuru Hanyu (271.08) y bronce para Denis Ten (267.72).

 

Fernández, que la semana que viene se marcha a Japón pero que en breve estará de vuelta en Madrid, estaba pletórico. “Es el mejor momento de mi vida. Como no sé si voy a volver a lograr algo así, tengo que disfrutarlo al máximo”.

 

Con este resultado, España ha logrado tres plazas para el campeonato del mundo del año que viene que se celebrará en Boston (Estados Unidos).

 

 FOTO: Javier Fernández junto a Yuzuru Hanyu y Denis Ten. Imagen realizada por la ISU.

 

Resultados completos

Vídeo de su actuación

Entrevista en pista

Ceromonia de medallas

 

 

 

29/03/2015

Escriba su opinión

* campos obligatorios (la dirección e-mail no se publicará)

Autor*

E-mail*

URL

Comentarios*

Código*