La FEDH presenta el equipo olímpico con mucho hielo pero sin patinadores

Su presidenta, María Teresa Samaranch tilda de “milagro” la presencia española en Sochi

 

Madrid, 28 de enero de 2014 – Esta mañana la prensa especializada en deportes de invierno estaba dividida pues, por un lado se presentaba en Madrid (sede del Consejo Superior de Deportes) el equipo olímpico de disciplinas de nieve y, por otro, en Barcelona (ice bar Barcelona) el correspondiente a modalidades de hielo. Por un lado teníamos al Presidente de la RFEDI, Eduardo Roldán, junto al Presidente del CSD, Miguel Cardenal y 14 de los 15 esquiadores que nos representarán en Sochi. Por el otro, se podía ver a la Presidenta y al Vicepresidente de la FEDH, María Teresa Samaranch y Frank González, acompañados por un único deportista clasificado para los juegos: el piloto de skeleton, Ander Miranbell.

 

Sorprendía que la presentación del equipo olímpico español no se hiciera de manera conjunta y, también, la ausencia absoluta de patinadores en la rueda de prensa de la FEDH, que suponen el 80% de la delegación y las aspiraciones más importantes. Evidentemente, traer a Javier Fernández o a la pareja Sara Hurtado y Adriá Díaz no era posible pues, en ambos casos, se encuentran en Canadá afinando su preparación para los juegos, pero chocaba la no presencia de Javier Raya quien, al residir y entrenar en Madrid, perfectamente podía y debía haber estado. De hecho, ayer asistió a un evento organizado por Sanitas en la sede del Consejo Superior de Deportes. El resultado, una presentación que pasó sin pena ni gloria.

 

Sin patinadores pero con mucho hielo y abrigados, federativos y periodistas, hasta las orejas, la FEDH valoraba la presencia española en Sochi.

 

Hace cuatro años, antes de Vancouver 2010, Samaranch aseguraba que "con la cabeza fría sabemos hasta dónde podemos llegar, pero también sabemos que llegaremos mucho más lejos en los próximos Juegos Olímpicos, los de Sochi 2014", y así ha sido, pasando de no tener ningún competidor en las modalidades de hielo en Salt Lake City 2002 y Torino 2006 a tener tres en Vancouver y cinco ahora en la ciudad rusa con tan solo 1.900 licencias (entre todas las modalidades). La máxima dirigente de los deportes de hielo de nuestro país también lamentó que la piloto de skeleton María Montejano se quedase fuera de Sochi por únicamente dos plazas en el ranking FIBT. Curiosamente, no se hizo mención a otros deportes o deportistas que también hubieran podido estar.

 

La presidenta afirmaba que “Javi (Fernández) va a estar entre los diez primeros, pero lo cierto es que no depende sólo de él, sino también de lo que hagan sus rivales. El pronóstico más optimista sería una medalla, pero esto siempre es muy aventurado”.

 

Samaranch también ha afirmado que desde la FEDH “se está trabajando duro para seguir creciendo en otras disciplinas, como la reciente creación de un equipo de bobsleigh femenino, o el trabajo del hockey hielo femenino, además de la cantera de patinadores que vienen por detrás”, pero el principal problema es la falta de instalaciones en nuestro país “que sólo cuenta con 13 pistas y las que hay en estos momentos están saturadas para que podamos seguir creciendo, por lo que ahora mismo es un milagro contar con cinco deportistas federados en unos JJOO”, por lo que ha animado a las instituciones públicas a ayudar en la construcción de más pistas de hielo.

 

 

¿Milagro??

 

Dado el nivel de nuestros patinadores que, desde hace mucho tiempo son asiduos a las finales de los campeonatos del mundo, llama la atención que Samaranch tildara la presencia en Sochi de “milagro”. Sobre todo porque, a pesar de que nuestro país cuente con unas infraestructuras deficientes, la mayoría de nuestros olímpicos entrena en el extranjero.

 

Clasificar cuatro patinadores en los juegos es un gran resultado pero, en absoluto, milagroso. De hecho, nuestro país no tendrá presencia, ni en la competición femenina, ni en la de equipos, como se buscó en un principio. Y es que España podía haber clasificado perfectamente a más deportistas.

 

Tampoco hay que perder de vista que el principal problema del hielo español no es el reducido número de pistas, si no su modelo de gestión. Y es que, al ser la mayoría privadas, dependen de la rentabilidad comercial que, dado el volumen de inversión inicial y los gastos de mantenimiento, en muchas ocasiones, es un horizonte complicado.

 

Por cierto, finalmente serán 20 y no 21 el número de deportistas españoles en Sochi pues, la federación internacional, denegó la plaza inicialmente asignada al snowboarder, Rubén Vergés.


NOTA: Nos comentan que la FEDH intentó que Javier Raya fuera a la rueda de prensa, pero que no fue posible por motivos de entrenamiento. A nuestra federación hay que reconocerle el mérito de intentar hacer una presentación diferente y no tan estereotipada como las que se organizan en el Consejo Superior de Deportes. Posiblemente, el Comité Olímpico Español debía haber intervenido para unificar ambas presentaciones y evitar así que se fagocitaran mediáticamente.

 

29/01/2014

Escriba su opinión

* campos obligatorios (la dirección e-mail no se publicará)

Autor*

E-mail*

URL

Comentarios*

Código*