Las parejas de danza españolas finalizan octava y decimosexta en la Universiada

Con puntuaciones de 124.65 (Hurtado / Díaz) y 89.83 (Robledo / Fenero)

 

Madrid, 14 diciembre de 2013 – Con la disputa del programa largo ha concluido, esta noche, la categoría de danza de la Universiada de Trentino 2013. Finalmente, las parejas españolas han terminado en los puestos octavo (Sara Hurtado / Adriá Díaz) y, decimosexto (Celia Robledo / Luis Fenero) con unas puntuaciones acumuladas de 124.65 y 89.83, respectivamente.

  

Los primeros en salir eran Celia y Luis que, como les sucediera ayer en la danza corta, han terminado últimos de la prueba. Lo cierto es que arrancaban su selección de tangos bastante bien con un set de twizzles nivel 4 en el que, una mínima desincronización por parte de Celia, era castigada con -0.10 en el grado de de ejecución. La diagonal de pasos era valorada como nivel 1, aunque estaba limpiamente realizada (GOE 0). En un elemento de transición en el que Luis sujetaba el cuerpo de su compañera por la nuca, tuvieron un error que les obligó a separarse y a no poder realizar su primer elevado que, por tanto, no recibió puntuación alguna. Tras este serio traspié, se rehacían estupendamente con una pirueta en pareja (GOE 0) y un elevado en rotación (GOE +0.30), ambos de nivel 4. De nuevo, las secciones de pasos, en este caso en forma circular, se quedaban en nivel 1 con una ligera penalización (-0.10) por imprecisiones. La puntuación más alta (+0.40) la lograron con la elevación en línea recta conocida como “koala” (nivel 4), que antecedía a otro acrobático alzado (nivel 4) con algún titubeo en su ejecución (GOE -0.10). Finalizaban con la elevación coreográfica a la que le faltó algo de aplomo (GOE -0.02).

  

Buenos twizzles, fantásticas elevaciones (aunque una de ellas recibió una penalización de un punto por exceso de tiempo), pero líneas de pasos de nivel 1 y, sobre todo, sólo ocho (y no nueve) elementos puntuables. Esto bajó la nota de elementos técnicos a los 30.58. La valoración de componentes fue, excesivamente, baja: 25.44 puntos del 4.10 en transiciones al 4.50 en coreografía. Destacar que el juez número 7 se descolgó paupérrimas notas de hasta 2.75, absolutamente improcedentes. La puntuación total para su danza libre fue 55.02, unos diez enteros menos de lo que podrían sacar con facilidad.

  

No ha sido un campeonato muy brillante para ellos, pero están tomando el pulso a esta categoría y, sobre todo, han demostrado una buena capacidad de reacción con respecto al fallo, algo que es vital en este deporte.

  

Con mucha más experiencia, no en balde fueron cuartos en la Universiada de Erzurum 2011, afrontaban esta prueba Sara Hurtado / Adriá Díaz. Aunque patinaron a un nivel bastante alto su danza libre, algunos pequeños errores les llevaron a perder una posición con respecto al programa corto para concluir octavos.

  

El primer elemento de su “tributo a Picasso” era una espectacular y, como siempre muy fotografiada, elevación en la que Adriá sujeta el cuerpo de Sara, que está paralelo al hielo, por la bota del patín. Fue clasificada como nivel cuatro y recibió un grado de ejecución de +0.90. La serie circular de pasos estuvo francamente bien realizada (GOE +0.60), pero sólo obtuvo nivel dos. De nivel cuatro fueron los twizzles, en los que Sara pudo controlar un desequilibrio en la segunda variación para que no fueran penalizados (GOE 0). En fallo más importante vino en la elevación en rotación. Tanta era la fuerza de giro de ese alzamiento, que no pudieron controlar la salida, donde a punto estuvieron de caer. Esto produjo que elemento fuera degradado a nivel 1 (GOE -0.18). El que sí salió perfecto fue el alzamiento en línea recta conocido como “Escorpión” (nivel 4 y GOE +0.50). En la ejecución de la pirueta en pareja tuvieron un fallo que se saldó con la pérdida de dos niveles (nivel 2 y GOE +0.70). Volvieron con fuerza gracias una acrobática elevación en curva nivel 4 (GOE +0.40), pero en la media línea de pasos sólo llegaron a nivel 1 (GOE +0.50). Concluían por todo lo alto con el alzamiento coreográfico apodado “La torre” (GOE +0.80), que fue marca de la casa de sus entrenadores Marie-France Dubreuil y Patrice Lauzon.

  

Pequeños errores en la elevación en rotación y en la pirueta en pareja pero, por primera vez en la temporada, no recibían deducciones por exceso de tiempo en los levantamiento algo que, dada la complejidad de los que presentan, no es algo sencillo.

  

La nota técnica, 35.42 puntos estaba más o menos acorde con lo realizado. La que, desde luego no lo estaba, era la de componentes: tan sólo 38.91 del 6.20 en transiciones al 6.80 en interpretación. Una montaje con este nivel de innovación y plasticidad no debía de bajar de los siete. Interesante la puntuación del juez número cinco que otorgo 5.5 a la coreografía… sin palabras. Al final 74.33 para colocarse novenos en el programa libre y octavos de la clasificación general.

  

Vídeo de la actuación de Sara Hurtado / Adriá Díaz

 

Clasificación completa

 

15/12/2013

Escriba su opinión

* campos obligatorios (la dirección e-mail no se publicará)

Autor*

E-mail*

URL

Comentarios*

Código*