Los discretos resultados del mundial júnior visibilizan la falta de ayudas

Únicamente los representantes en la modalidad de parejas, Isabella Gamez & Tón Cónsul lograron el acceso a la final

 

Madrid, 14 de marzo de 2018 – La ciudad de Sofía acogió, la semana pasada, la celebración del campeonato del mundo junior. Una prueba que la capital de Bulgaria albergaba por quinta vez (2001, 2008, 2009 y 2014). En esta edición se dieron cita un total 186 patinadores provenientes de 45 países de los que 49 tomaron parte en la competición masculina y 45 en la femenina, habiendo 17 parejas de libre y 28 de danza. Unas cifras de participación realmente elevadas que evidencian la globalización que, en los últimos años, está experimentando el patinaje artístico.

A esta importante cita, la Federación Española de Deportes de Hielo (RFEDH) desplazó un equipo compuesto por cinco patinadores: Aleix Gabara (FC Barcelona), Malene Nichita-Basquin & Jaime García (Club Hielo Jaca) y Isabella Gamez & Tón Cónsul (FC Barcelona). Lamentablemente, no hubo presencia en la categoría femenina pues, tras superar diversas lesiones, la actual campeona nacional Belén Álvarez (La Nevera) no pudo acreditar la mínima que le faltaba (la de programa largo) en la prueba que le fue asignada, la Torun Cup.

 

Complicado arranque para Malene Nichita-Basquin & Jaime García

Los primeros en saltar a la pista del Arena Armeec fueron Nichita-Basquin & García en la danza corta. Esta pareja, que el año pasado terminó en 27ª posición de un total de 31 dúos, por nivel, tenía a priori complicado su pase a la final. Circunstancia que se vio agravada por una lesión de Malene antes del campeonato de España que les obligó a parar los entrenamientos durante cinco semanas. Además, para redondear el cúmulo de dificultades, por segunda vez consecutiva les tocó abrir la competición.

En Sofía, tuvieron un rendimiento discreto con diversas imprecisiones en la serie de pasos en paralelo (nivel 1) y los dos patrones obligatorios de cha, cha, cha congelado (niveles 1 y 2, respectivamente). Mejor resultaron los twizzles (nivel 3) aunque con una ligera desincronización y, sobre todo, la elevación en línea recta (nivel 4) que fue muy limpia y controlada. Terminaron en última posición (la 28ª) con una nota de 36,26 puntos. Sin duda, este equipo que entrena con Vincent Gironde y Mahil Chantelauze en Clermont-Ferrand (Francia) lo puede hacer mucho mejor.

 

Isabella Gámez & Tón Cónsul, decimoterceros en su estreno 

Mucho mejor le fueron las cosas a Isabella Gamez & Tón Cónsul en la categoría de parejas donde el corte era mucho más asequible, ya que sólo una de las 17 duplas inscritas se quedaba fuera de la final.

A pesar de un grave error inicial en el programa corto, Isabella apoyaba la pierna libre en el triple split twist (nivel básico) lo que originaba un penalización unánime de -3 (similar a la de una caída), presentaban un sólido montaje con doble bucle lanzado, doble lutz paralelo, nivel 4 en la elevación y la pirueta en pareja, nivel 3 en la espiral de la muerte y nivel 2 en la secuencia de pasos. Aunque el ejercicio no era muy ambicioso en lo que a saltos se refiere, seis elementos de una notoria calidad técnica y una gran interpretación, les llevaban a terminar duodécimos con una valoración de 45,04 puntos (ISU season best). Nada mal para el estreno de esta pareja en un mundial junior.

Desafortunadamente, el largo resultó una lucha constante. Acumularon errores, tanto en el triple split twist (nivel básico) donde tuvieron una recogida deficiente, como en ambos saltos paralelos: triple salchow (Isabella lo abría a las dos vueltas y media) y en el doble lutz + doble toe (ella descontrolaba la salida y sólo combinada con toe sencillo). Asimismo, tuvieron problemas en la bajada del segundo elevado (nivel 2). Por el contrario, los lanzados fueron muy correctos, primero doble bucle y después doble salchow. Además exhibieron una notable sincronización en la pirueta saltada en paralelo (nivel 4) y, una gran calidad, en la realizada en pareja (nivel 3), así como la espiral de la muerte interior adelante (nivel 3). A pesar de los fallos técnicos, llamaron mucho la atención de público y jueces con una cuidada presentación llena de fuerza. Su ejercicio fue valorado en 75,96 puntos (acumulado de 121,00), lo que les hacía perder un puesto con respecto al programa corto para acabar decimoterceros, mejorando el 16º lugar que Tón Cónsul y su anterior pareja, Alexanne Bouillon obtuvieron el pasado año (el 16º)

Todavía tienen que incluir más difcultad técnica pero a buen seguro Richard Gauthier y Brunno Marcotte, con quienes se entrenan en Toronto (Canadá), les guiarán en la mejor de las direcciones.

 

31º puesto para Aleix Gabara

Paradójicamente, el peor resultado del combinado español fue para el patinador que adelantó a más rivales: Aleix Gabara que superó a 17 oponentes para terminar en  el 31º lugar en la competición masculina. Lo cierto es que, en la que era su tercera presencia en un campeonato del mundo júnior (acabó 32º en 2015 y 38º en 2017), el pupilo de Patrick Capmartin y Marta Andrade estuvo bastante acertado y pudo controlar los nervios que le suelen atenazar en las grandes citas.

En su programa corto presentaba una limpia combinación de triple salchow + doble toe (buscaba conectar con triple pero salía con poca velocidad y empuje), un triple lutz con ligero apoyo de la mano en el hielo y un correcto doble axel. Obtenía nivel 4 en la pirueta baja saltada, nivel 3 en pirueta combinada y la serie de pasos y, nivel 2, en pirueta ángel con cambio de pie. Con una valoración de 52,22 puntos, batía su marca personal en una prueba ISU para acabar en el 31º puesto de, nada menos, que 48 patinadores inscritos. Hay que destacar que el corte de los 24 mejores estuvo realmente caro: 57,11 puntos.

 

Poco apoyo para las categorías junior

A pesar de que los resultados en este campeonato mundial pueden ser calificados de discretos, hay que romper una lanza en favor de nuestros representantes quienes, como sucede en el júnior español, se ejercitan prácticamente sin ayuda alguna de las autoridades deportivas lo que, en gran medida, complica su desarrollo. Con el agravante de que muchos de ellos entrenan fuera de nuestro país.

También hay que lamentar la ausencia de Belén Álvarez a quien, tras un desafortunado problema con la música en la Torun Cup que perjudicó sobremanera su ejercicio, se debió dar otra oportunidad para refrendar la mínima técnica.

Desde Hielo Español hacemos un llamamiento para que se invierta en las categorías tanto junior, como novice, que representan el futuro de nuestro deporte.

 

FOTO: El equipo español para el campeonato del mundo junior de Sofía.

Resultados completos

Vídeo – Danza corta de Malene Nichita-Basquin & Jaime García

Vídeo – Programa corto de Isabella Gamez & Tón Cónsul

Vídeo – Programa largo de Isabella Gamez & Tón Cónsul

Vídeo – Programa corto de Aleix Gabara

14/03/2018

Escriba su opinión

* campos obligatorios (la dirección e-mail no se publicará)

Autor*

E-mail*

URL

Comentarios*

Código*