Mónica Gimeno abandona el patinaje sobre hielo

 

Afincada ahora en Lérida ha retomado los entrenamientos de ruedas, especialidad a la que podría estar pensado en volver

 

Madrid, 26 de junio de 2013 – Hace algún tiempo contactábamos con Mónica Gimeno para realizarle una de las entrevistas que, como sabéis, estamos efectuando a los patinadores españoles más destacados. Muy cortésmente declinaba nuestra oferta, argumentando que "no tenía sentido, pues estaba pensando en retirarse”. Una información sobre la que nos pedía discreción, que por supuesto guardamos, pues todavía no era oficial.

  

Ahora sí lo es y, con muchísima pena, tenemos que informar que la patinadora catalana ha decido abandonar el patinaje sobre hielo, tras algo más de tres años dedicada a esta especialidad, donde ha sido Campeona (2010) y dos veces Subcampeona de España (2011 y 2012).

  

Gimeno llegaba al hielo en 2010 tras una larga y exitosa carrera en patinaje sobre ruedas, disciplina donde llegó a coronarse como Campeona de Europa en 2006 venciendo, nada más y nada menos, que a la italiana Tanja Romano, un mito de este deporte.

  

Sus primeros sobre la superficie helada vinieron de la mano de Patrick Capmartin y Marta Andrade (FC Barcelona), quienes la llevaron al nacional de Barcelona 2010 donde, en ausencia de Sonia Lafuente, venció. En febrero de 2011, realizaba su primera competición internacional con la Selección Española: la Universiada de Erzurum (Turquía), acabando en el puesto 20º. Posteriormente, decide cambiar de club y ficha por el CEGVA (Esport de Geu Val D'Aran) donde ha militado hasta su retirada y donde ha hecho sus pinitos como entrenadora.

  

Salvo alguna incursión en el Open de Andorra su presencia, tanto en 2011, como 2012, se reduce al plano nacional, siendo dos veces Subcampeona de España. Su gran potencia de salto parecía no convencer ni a los jueces, ni a la Federación Española que, más centrados en su estilo un tanto rudo heredado del patinaje sobre ruedas, deciden no apostar por ella.

  

En mayo de 2012, se presenta en Jaca a las pruebas para ser la nueva pareja de Aritz Maestu y aunque por condiciones y experiencia, para muchos, era la opción más sensata, es rechazada. En diciembre de ese año, se convierte en la primera española en realizar combinación triple + triple, concretamente triple toe + triple toe, en el programa corto del nacional celebrado en Majadahonda. Unos meses más tarde, en febrero de 2013, es convocada para el Dragon Trophy (Eslovenia), donde obtiene su resultado más notable a nivel internacional: una fantástica quinta posición, las mínimas sénior europeas y, entrar en la historia del patinaje de nuestro país, al conseguir combinación triple toe + triple toe en el programa corto y, doble axel + triple toe, en el largo.   

  

Con semejantes elementos y, las mínimas en el bolsillo, todo hacía pensar que alargaría su carrera para intentar conseguir la segunda plaza femenina para el Campeonato de Europa de Budapest 2014. Recientemente, la veíamos como entrenadora en el stage de parejas de Jaca acompañando al combinado del CEGVA, Georgina Serrallach y Alexandru Illici. Sin embargo ha decidido finalizar su carrera, tanto como patinadora, como entrenadora, y lo ha hecho por motivos personales. Y es que, según nos comentaba esta tarde, recientemente, se ha trasladado a vivir a Lérida, donde no hay pista de hielo. Lo que sí ha hecho es retomar los entrenamientos de patinaje sobre ruedas, donde podría estar pensando en volver a competir.

  

El binomio Mónica Gimeno + hielo ha sido breve, pero intenso. Injustamente minusvalorada por un establishment, que menosprecia lo que procede de las cuatro ruedas, ella puede presumir haber sido nuestra primera triple queen y eso no se lo puede quitar nadie.

  

Desde Hielo Español, queremos desearle lo mejor en esta nueva vida que ahora comienza.

26/06/2013
  • Francisco Mateo

    Hola,

    es una pena que una patinadora de talento sobre hielo deje la especialidad habiendo alcanzado un nivel tan alto como el conseguido por Mónica y con la proyección que seguro tenía.

    Lo único que cabe decir en un momento que para ella tendrá un regusto amargo, es mucha suerte y gracias por tu paso por el hielo.

    Un amante del patinaje Arítistico sobre hielo.

    Francisco Mateo.

    10/07/2013 16:00

Escriba su opinión

* campos obligatorios (la dirección e-mail no se publicará)

Autor*

E-mail*

URL

Comentarios*

Código*