Montoya y Raya abren la temporada como quinto y séptimo de la Copa de Niza

A pesar de que ninguno logró las mínimas mundiales, ambos evidenciaron un gran estado de forma

 

 

Madrid, 18 de octubre de 2014 – La Copa de Niza se cierra con buenas sensaciones para la delegación española. Y es que nuestros representantes en esta prueba, Felipe Montoya y Javier Raya, a pesar de no conseguir las mínimas mundiales que buscaban, cuajaron esta tarde actuaciones de calidad para terminar en los puestos quinto (185.90 puntos) y séptimo (173.73), respectivamente.

 

El primero en tomar el hielo era Javier Raya que quería resarcirse de los errores cometidos ayer en el corto, donde terminaba décimo. Era el estreno de su nuevo programa libre ‘West Side Story’ coreografiado por el canadiense Joey Russell pero, todavía, sin el vestuario definitivo que lucirá esta temporada.

 

El madrileño tenía un gran inicio con dos combinaciones perfectamente ejecutadas: triple axel + doble toe (GOE +0.60) y triple flip + doble toe (GOE 0). Tras algún tiempo sin hacerlo, volvía a introducir un segundo triple axel, en el que sufría una caída (GOE -3 y deducción de un punto). Tampoco realizaba correctamente el triple lutz, que dejaba en un doble con un pequeño cambio de filo (GOE -0.3).

 

Esta temporada y, con el fin de incrementar el nivel de dificultad, ha cambiado ligeramente la planificación de las piruetas optando por baja en la cambiada y, ángel, en la saltada, así como presentando nuevas variaciones. Estrategia acertada como se pudo ver en la baja cambiada (nivel 4), que tomaba desde molino exterior y que realizaba con perfección (GOE +0.50).

 

La segunda mitad del programa comenzaba con un triple flip, en el que apoyaba la mano (GOE -0.84), pero se recomponía con un triple toe (GOE +0.14). Tras la secuencia coreográfica (GOE +0.56) venía la saltada en ángel con impulso de treses, salto en butterfly, cambio de filo y variación de cogido, también de nivel 4 (GOE +0.20).  Otra vez debía recurrir a sujetarse con la mano libre en la salida de la secuencia formada por triple salchow y doble axel (GOE -1.12). Algo que no le habíamos visto hacer nunca, era lograr nivel 4 en la serie de pasos (GOE +0.56), que conectaba casi directamente un doble axel (GOE 0). Finalizaba con una pirueta combinada nivel 4 (GOE +0.20), donde también mostraba una variación nueva de baja frontal arriba.

 

Una caída y errores en tres triples pero, sin duda, el programa más ambicioso que le hemos visto intentar en su carrera. La nota técnica 60.47 se quedaba a, tan sólo, 3.33 puntos de la mínima mundial. El salir tan pronto en el orden de salida, hizo que, como se dice en el argot, los jueces ‘estuvieran fríos’ y sacaran unos componentes bastante bajos para lo que el programa merecía: 59.50 (del 5.7 en transiciones al 6.2 en coreografía). Su nota, 119.17 puntos le permitía subir de la décima a la séptima plaza en la clasificación final y, como declaraba posteriormente, “demostrar todo el entrenamiento que llevaba encima”.

 

Felipe Montoya también estrenaba programa. En su caso, la ópera ‘Pagliacci’ de Leoncavallo coreografiada por Iván Saéz. Al igual que ayer, comenzaba con un intento de combinación triple + triple toe. La caída del segundo estaba corta de vuelta y con el peso muy atrás, por lo que se sobregiraba (GOE -1.82). Se recomponía perfectamente con un doble axel (GOE +0.10) y una combinación triple lutz + doble toe (G0E 0) con gran altura.

 

En la pirueta saltada en ángel buscaba una complicada variación con impulso en treses, butterfly, cambio de filo y dos posiciones diferentes de cogido pero se quedaba en nivel 3 (GOE +0.10). También de este nivel fue la serie de pasos (GOE +0.40). Instantes después aterrizaba, de forma ligeramente forzada (GOE -0.42) el triple salchow. Tanto el triple bucle, como la combinación triple lutz + doble toe (ambos GOEs 0) fueron de gran calidad.

 

Tras una pirueta baja cambiada nivel 3 (nivel 3 GOE +0.20), sufría un tropiezo en la primera posición de la secuencia coreográfica, una posición de muerte del cisne en exterior atrás, lo que provocaba que el elemento fuera valorado con -0.16. Esto hacía que entrara precipitado al triple flip, que dejaba en doble (GOE 0). Concluía con un doble axel (GOE 0) y con una pirueta combinada nivel 4 (GOE +0.20).

 

Pequeños errores, pero la mayor parte los saltos estaban ahí y además con gran potencia y altura. La falta de triple axel, elemento que debería introducir ya en el programa, y algunos elementos de nivel 3 hicieron que la nota técnica (54.48) se quedara a, casi, 10 puntos de la mínima mundial. Lo que subió, muy considerablemente, fue la valoración de componentes: 65.30 (del 6.35 en habilidades de patinaje al 6.7 en interpretación. Su puntuación final fue 119.78, que es nueva marca personal. Habiendo batido sus récords en los dos días de competición, este patinador puede marcharse muy satisfecho de su participación en Niza.

 

Tanto Javier Raya, como Felipe Montoya tendrán más oportunidades para conseguir las mínimas mundiales pues, a priori, participarán en el Open de Andorra y el Golden Spin de Zágreb.

 

Vídeo – Programa largo de Javier Raya

Vídeo – Programa largo de Felipe Montoya

Clasificaciones completas

 

19/10/2014

Escriba su opinión

* campos obligatorios (la dirección e-mail no se publicará)

Autor*

E-mail*

URL

Comentarios*

Código*