Ton Cónsul finaliza su primer Grand Prix Júnior en decimoquinto lugar

La semana que viene volverá a competir en la prueba de Ostrava (República Checa)

 

Madrid, 29 de agosto de 2014 – Como todos los deportes, el patinaje tiene instantes altos y bajos, días buenos y malos. Y eso es lo que le ha pasado esta noche a Ton Cónsul en el libre del Grand Prix Júnior de Liubliana (Eslovenia).

 

A pesar de ser uno de los más jaleados de la jornada, el patinador aranés no ha tenido un buen programa y ha perdido tres posiciones con respecto a la jornada de ayer. Ha concluido decimoquinto con una puntuación total de 134.37.

 

Con la música de ‘Scheherezade’ del compositor ruso Rimski-Korsavov, iniciaba su ejercicio con un sólido doble axel (GOE +0.50), como siempre sin impulso de brazos. En el primero de sus triples, un toe, se sobregiraba apoyando la mano libre en el hielo, lo que era penalizado con –1.5 en el grado de ejecución. Segundos después volvía a repetir este salto pero, aunque lo combinaba con un doble toe, el aterrizaje fue sobre dos pies (GOE -0.50). Tras este inicio con saltos, tomaba un poco de aire con la pirueta saltada en ángel, en la que no completó una variación, siendo valorada como nivel 2 (GOE +0.50).

 

Sus siguientes triples eran dos salchows. Uno lo caía de manera desequilibrada (GOE -1.2) y, otro, lo encadenaba con un doble toe, pero había falta de vuelta en ambos elementos, un cuarto en el primero y, media, en el segundo (GOE -2.10). Los errores en los cuatro triples que tenía planeados parece que le pesaban y cometía un fallo importante en las rotaciones de interior de la pirueta baja cambiada que, al estar corta, era catalogada como nivel 1 y recibía -0.26 en la realización. En la parte final, presentó tres saltos dobles correctamente realizados: doble flip, doble axel y doble bucle, todos con GOE 0 y bonificados por inclusión en la segunda mitad, una serie de pasos nivel 2 con alguna imprecisión (GOE -0.07) y la pirueta combinada en la que no llegaba al buscado nivel 4, quedándose en el 3 (GOE +0.07).

 

Posiblemente en un intento por asegurar una buena puntuación, Cónsul fue bastante conservador en cuanto a la elección de sus saltos, a pesar de que en los entrenamientos ejecuta triples más complicados. Como elementos estelares, dos doble axel, dos triple toe y dos triple salchow, un bagaje un poco escaso en comparación con sus rivales más directos. Al no realizar bien la mitad de sus elementos, la nota técnica fue muy discreta, 33.08 puntos, lejos de los 40 de la mínima para el mundial júnior y de los 45 de la europea sénior. Pero hay que destacarle que, en ningún momento, se vino abajo y siguió luchando. Algo que en un patinador joven, tan sólo 16 años, es algo muy meritorio.

 

Lo que, en gran manera le salvó, fue la valoración de componentes (50.80 puntos del 4.86 en transiciones al 5.32 en coreografía) y eso que se le vio patinar con una cierta falta de energía y en un extremo completamente diferente al de ayer. Nosotros y, es una opinión personal, creemos que esta música no termina de ser adecuada para él.

 

Con cara de resignación oía que su programa había obtenido una puntuación total de 83.88, siendo el decimosexto dentro de este segmento de la competición, donde no hubo juez español. Al final, un puesto quince que es un buen resultado para una primera presencia en Grand Prix Júnior. La semana que viene competirá en Ostrava (República Checa) donde, a buen seguro, mejorará esta prestación. Allí estará acompañado por su entrenador, Patrick Capmartin y sus padres, pero tampoco tendremos presencia de juez de nuestro país en el panel.

 

Video de su actuación

Resultados completos

 

29/08/2014

Escriba su opinión

* campos obligatorios (la dirección e-mail no se publicará)

Autor*

E-mail*

URL

Comentarios*

Código*