Olivia Smart y Kirill Khalyavin obtienen la nacionalidad española

Para que puedan competir en los juegos olímpicos, el COE debe lograr ahora la autorización de los comités olímpicos británico y ruso

 

Madrid, 26 de julio de 2017 - El pasado viernes, cuando faltaban exactamente 200 días para la inauguración de los juegos olímpicos de invierno de Pyeongchang 2018, la selección española de patinaje artístico sobre hielo recibía una muy esperada noticia, el Consejo de Ministros otorgaba la nacionalidad española por carta de naturaleza a los integrantes de la modalidad de danza, Olivia Smart (Sheffield – Reino Unido, 1997) y Kirill Khalyavin (Kirov – Rusia, 1990). De esta manera, se daba el primer paso para que los dúos que ambos patinadores conforman junto a Adriá Díaz (Barcelona, 1990) y Sara Hurtado (Madrid, 1992), respectivamente, puedan ser designables para la cita olímpica. Ambos equipos ya representaban internacionalmente a nuestro país pues, en patinaje, sólo se exige el requisito de la nacionalidad de cara a los juegos.

 Nada más conocerse la noticia, Olivia Smart declaraba que llevar la bandera española tenía un “significado muy especial” y daba las gracias por esta “asombrosa oportunidad”. Por su parte, su compañero Adriá Díaz destacaba que: “Este día marcaba el comienzo del viaje hacia el sueño olímpico”. Por su parte, Kirill Khalyavin comentaba que era “un honor” y que “se esforzaría al máximo para contribuir al éxito del deporte español”, mientras que Sara Hurtado elogiaba los valores deportivos y humanos de su pareja al tiempo que afirmaba que “lo mejor está por llegar”.

A falta de un trámite

A pesar del júbilo manifestado por los patinadores, es importante destacar que el proceso de elegibilidad para Pyeongchang todavía no está completo. La Carta Olímpica estipula que un competidor que haya representado a un país a nivel europeo o mundial podrá ir a los juegos olímpicos representando a su nuevo país, con la condición de que hayan transcurrido por lo menos tres años desde que el competidor representó por última vez al país anterior. Tanto en el caso de Olivia Smart como en el de Kirill Khalyavin dicho plazo no se cumple por un mes, pues la última prueba representando a sus naciones anteriores fue en ambos casos el mundial de 2015 (celebrado en el mes de marzo) y los juegos tendrán lugar en febrero de 2018. 

Sin embargo, la Carta Olímpica establece que dicho periodo podrá ser “reducido o incluso suprimido con el acuerdo de los comités olímpicos nacionales y la federación internacional correspondiente”. Punto que espera conseguir la Federación Española de Deportes de Hielo (FEDH). Como explica a HIELO ESPAÑOL el Gerente de la FEDH, Xavier Cherta: “Ahora se necesita la autorización de los comités británico y ruso, asunto en el que desde ayer está trabajando el COE y que no se podía poner en marcha sin la concesión de la nacionalidad española”.

 

Así será el proceso de selección olímpico

Debido al 18º puesto logrado por Smart & Díaz en el pasado mundial en el que era su debut como pareja en una gran competición, a España le corresponde una plaza en la modalidad de danza de cara próximos los juegos. A este puesto concurrirán tres equipos: Smart & Díaz, Hurtado & Khalyavin y Robledo & Fenero.

Según informó la federación española en un comunicado fechado el pasado 4 de julio, la plaza olímpica será para la pareja que consiga mejor puntuación en la suma de las notas de los ejercicios (danza corta y danza libre) en el Golden Spin (Zágreb, 6 a 9 de diciembre) y el campeonato de España que, presumiblemente, se celebrará a mediados del mismo mes en la localidad de Jaca. Se prevé reñido mano a mano entre Smart & Díaz y Hurtado & Khalyavin quienes, en principio, tienen un nivel bastante parejo y superior al de Robledo & Fenero.

FOTO: Las parejas españolas de danza que optan a los juegos. Imagen de Diego Vigo para Hielo Español.

27/07/2017

Escriba su opinión

* campos obligatorios (la dirección e-mail no se publicará)

Autor*

E-mail*

URL

Comentarios*

Código*