Un imperfecto pero resolutivo Javier Fernández se encamina hacia su tercer oro

A pesar de un par de salidas sobregiradas, el madrileño finaliza primero tras el programa corto del campeonato de Europa con un margen de unos ocho puntos. Javier Raya acaba en el puesto 21º.

 

Estocolmo, 28 de enero de 2015 – El Globen, instalación que pasa por ser el edificio circular más grande del mundo, acoge desde hoy miércoles y hasta el próximo domingo, los campeonatos de Europa de patinaje artístico.

 

La competición arrancaba a las once de la mañana con el programa corto de la categoría masculina. Una prueba en la que nuestro país presentaba dos patinadores, Javier Fernández y Javier Raya. Dos deportistas con objetivos bien diferentes. Fernández llegaba a Estocolmo con las miras puestas en colgarse su tercera medalla de oro consecutiva, mientras que Raya buscaba finalizar cerca de los diez primeros, para otorgar a España tres plazas para el europeo del año que viene, y de paso lograr las mínimas mundiales, que le faltan.

 

Javier Raya salía al hielo a eso de las doce del mediodía. A pesar de encontrarse en una forma bastante óptima y de unos entrenamientos bastante buenos, al patinador nacido en Colmenar Viejo se le vio bastante nervioso, y eso le afectó a la hora de encaramar su primer salto y el elemento más importante de su programa, el triple axel, que se quedaba en doble, lo que le hacía recibir unos cinco puntos menos de lo esperado. Instantes después aterrizaba, aunque de forma ligeramente sobregirada (-0.7), la combinación triple + triple toe. El fallo más costoso venía en el triple flip, donde se iba al hielo cuando le faltaba un cuarto de rotación (-2.1 y deducción de un punto). Si los saltos no estuvieron en su mejor versión, todo lo contrario las piruetas, apartado en el que destacó muy especialmente con niveles cuatro en la combinada y la saltada en ángel y, tres, en la baja cambiada, lo mismo que la serie de pasos. Recibió 26.88 para el mérito técnico, lejos de la mínima mundial (34), y 27.92 en los componentes, para totalizar 53.80 puntos que le llevaron a la 21ª posición que, si bien le clasifica para la final, es un resultado considerablemente más bajo del esperado y de sus presencias anteriores en un campeonato de Europa.

 

 “Hoy me he notado pesado en los saltos. Tras hacer doble en el axel y una combinación no perfecta, intente cerrar el flip a pesar de no estar bien colocado y eso me originó una caída. Estoy disgustado porque he estado entrenando realmente bien y no sé qué ha pasado”, declaraba en zona mixta. “En el entrenamiento de ayer hizo el programa perfecto”, añadía su entrenadora de Carolina Sanz, que argumentaba que “se le había visto muy nervioso”. "Ahora una expectativa razonable de puesto sería intentar remontar para quedar entre los quince primeros", añadía.

 

Unas tres horas más tarde, saltaba a la pista el doble campeón de Europa Javier Fernández que era jaleado por los pocos aficionados quea esa hora se congregaban en el Globen. Tras un pequeño susto con una lesión en el pie que le impidió entrenar dos días, pero con la confianza de haber brillado en los entrenamientos oficiales previos al programa corto, Fernández comenzaba sobregirando el cuádruple salchow (-1.71) y la combinación formada por triple lutz + triple toe (-1.1). Como diría al terminar, tras estos errores iniciales tiró de concentración, pues sabía que no podía permitirse ningún fallo más, y así fue. Perfecto triple axel (+1.86) y niveles cuatro, el máximo posible, y gran ejecución en las tres piruetas y la serie de pasos. La gran carga de dificultad de su programa y el realizar brillantemente cinco de los siete elementos, hicieron que la nota técnica fuera importante: 46.09, que se unía a los 43.15 de componentes, para totalizar 89.24. Un registro que, lejos de su record europeo de 96.42, le permitía terminar primero y sacar un margen de unos ocho puntos a sus rivales más directos: el ruso Sergei Voronov (81.06) y el checo Michal Brezina (80.86), en una competición en la que la mayor parte de patinadores tuvo algún fallo importante. Con este colchón de puntos, el madrileño afronta la final que se celebrará el viernes con bastante confianza.

 

“En Barcelona, me vine muy arriba con el ánimo del público y eso me hizo descontrolar completamente el programa. Hoy he tratado hacer lo contrario, de salir contenido y parece que me he pasado de contenido. Tengo que encontrar un punto medio entre ambos estados”, comentaba en zona mixta. ¿La idea de un tercer oro te presiona? Le preguntábamos. “Pues en realidad no, si lo consigo genial y, si no, no es el fin del mundo. Como siempre trato de ser positivo. El viernes hay que hacer más y mejor”, comentaba.

 

FOTO: Javier Fernández, junto al ruso Sergei Voronov y el checo Michal Brezina.

 

Galería de imágenes

 

Clasificación completa

 

29/01/2015

Escriba su opinión

* campos obligatorios (la dirección e-mail no se publicará)

Autor*

E-mail*

URL

Comentarios*

Código*